Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cómo se diagnostica la parálisis cerebral?

La mayoría de los niños con parálisis cerebral recibe el diagnóstico durante los primeros dos años de vida. Pero si los síntomas son leves, un proveedor de cuidado de la salud podría tardar en dar el diagnóstico hasta los 4 o 5 años.1,2

Durante los chequeos pediátricos de rutina, el proveedor de cuidado de la salud a cargo del niño examinará1,2:

  • Crecimiento y desarrollo
  • Tono muscular
  • Control del movimiento
  • Audición y visión
  • Postura
  • Coordinación y equilibrio

Si un proveedor de cuidado de la salud encuentra signos de parálisis cerebral durante un examen de rutina, podría utilizar uno o más métodos de imagenología cerebral para examinar el daño en el cerebro. Estos métodos podrían incluir1,2:

  • Ultrasonido. Este método suele usarse con más frecuencia en bebés prematuros de alto riesgo para tomar fotos del cerebro. El ultrasonido no es tan bueno como otros métodos para tomar estas imágenes del cerebro, pero es la manera más segura de observar el cerebro de los bebés prematuros.
  • Tomografía computarizada (CT por sus siglas en inglés). La CT utiliza rayos-X para obtener imágenes del cerebro y puede mostrar las áreas dañadas.
  • Imágenes por resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés). La exploración por MRI utiliza una computadora, un campo magnético y ondas de radio para crear una imagen del cerebro. Puede mostrar la ubicación y el tipo de daño en mayor detalle que las CT.
  • Electroencefalograma (EEG). Si un niño ha tenido convulsiones, un proveedor de cuidado de la salud podría indicarle una prueba para descartar otros trastornos como la epilepsia. Se colocan unos pequeños discos, llamados electrodos sobre el cuero cabelludo para medir la actividad del cerebro.

Si un proveedor de cuidado de la salud piensa que su hijo tiene parálisis cerebral, podría derivarlo a especialistas, como un neurólogo pediátrico (un médico que se especializa en el cerebro y el sistema nervioso), un pediatra del desarrollo (un médico especializado en el desarrollo infantil), un oftalmólogo (médico de los ojos), o un otólogo (médico de los oídos), dependiendo de los síntomas específicos. Estos proveedores de cuidado de la salud pueden ayudar a dar un diagnóstico más preciso y crear un plan de tratamiento.1,2


  1. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2013). Cerebral palsy: Hope through research. Obtenido el 10 de agosto de 2013 de https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Cerebral-Palsy-Hope-Through-Research en el contenido de Inglés [arriba]
  2. Ashwal, S., Russman, B. S., Blasco, P. A., Miller, G., Sandler, A., Shevell, M., et al. (2004). Practice parameter: Diagnostic assessment of the child with cerebral palsy. Report of the quality standards subcommittee of the American Academy of Neurology and the Practice Committee of the Child Neurology Society. Neurology, 62, 851–863. [arriba]


Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM