Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Los principales síntomas de la endometriosis son dolor e infertilidad.

  • En las mujeres con dolor pélvico, podría haber endometriosis en aproximadamente el 75% de los casos.1,2
  • En las mujeres con problemas de infertilidad, podría haber endometriosis en hasta el 50% de los casos.1

Otros síntomas comunes de la endometriosis son:

  • Cólicos menstruales dolorosos, incluso debilitantes, que podrían empeorar con el tiempo
  • Dolor durante o después del sexo
  • Dolor en el intestino o la parte baja del abdomen
  • Evacuaciones intestinales dolorosas o dolor al orinar durante los períodos menstruales
  • Períodos menstruales abundantes
  • Pequeñas pérdidas de sangre antes de menstruar o sangrado entre los períodos

Además, las mujeres con un diagnóstico de endometriosis podrían tener el síndrome de vejiga dolorosa, síntomas digestivos o gastrointestinales similares a los de un problema intestinal, así como fatiga, cansancio o falta de energía.2

En algunas mujeres, el dolor asociado a la endometriosis disminuye luego de la menopausia, pero no siempre es así. Las terapias hormonales como los estrógenos o las píldoras anticonceptivas que se dan para reducir los síntomas de la menopausia podrían hacer que los síntomas de la endometriosis continúen.

Dolor relacionado con la endometriosis

Los investigadores saben que el dolor es uno de los principales síntomas de la endometriosis, pero no se sabe a qué se debe.

La gravedad del dolor no tiene una relación directa con la cantidad, la ubicación o la extensión de las lesiones de la endometriosis. Algunas mujeres con unas pocas lesiones pequeñas tienen un dolor muy fuerte, mientras que otras con  implantes de endometriosis grandes tienen poco dolor.3,4

La evidencia actual da varias explicaciones posibles para el dolor asociado a la endometriosis, como por ejemplo:3,4

  • Los implantes de endometriosis responden a las hormonas de manera similar al revestimiento del útero. Estos tejidos podrían sangrar o inflamarse cada mes, al igual que un período menstrual regular. Sin embargo, la sangre y los tejidos que se desprenden de los implantes de endometriosis permanecen en el cuerpo y provocan irritación, lo que puede causar dolor.
  • En algunos casos, la inflamación y las sustancias químicas producidas por las zonas de endometriosis pueden hacer que los órganos pélvicos se adhieran o peguen entre sí y provocar la formación de tejido cicatricial. Esto hace que el útero, los ovarios y las trompas de Falopio, así como la vejiga y el recto, parezcan un solo gran órgano.
  • Las hormonas y las sustancias químicas liberadas por los tejidos de endometriosis también pueden irritar los tejidos cercanos y provocar la liberación de otras sustancias químicas que se sabe causan dolor.
  • Con el tiempo, algunas zonas de endometriosis podrían formar nódulos o pólipos al crear lesiones en la superficie de los órganos pélvicos o transformarse en quistes (sacos llenos de líquido) en los ovarios.
  • Algunas lesiones tiene nervios que las unen directamente al sistema nervioso central. Estos nervios podrían ser más sensibles a las sustancias químicas que causan dolor liberadas en las lesiones y las zonas circundantes y, con el tiempo, activarse con más facilidad que las células nerviosas normales.
  • Los implantes de endometriosis también podrían hacer presión sobre células nerviosas cercanas y provocar dolor.
  • Algunas mujeres informan tener menos dolor luego de un embarazo, pero no es claro a qué se debe este cambio. Los investigadores están intentando determinar si este alivio del dolor se debe a las hormonas liberadas en el organismo durante el embarazo o a los cambios que ocurren en el cuello uterino, el útero o el endometrio durante el embarazo y el parto.

El dolor de la endometriosis puede ser fuerte e interferir con las actividades cotidianas. La relación entre la endometriosis y el dolor es un área de investigación muy activa, ya que entender a qué se debe podría permitir desarrollar tratamientos más efectivos para este tipo de dolor específico.


  1. Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. (2008) Endometriosis. Washington, DC: [arriba]
  2. Tietjen, G. E., Bushnell, C. D., Herial, N. A., Utley, C., White, L., & Hafeez, F. (2007). Endometriosis is associated with prevalence of comorbid conditions in migraine. Headache, 47(7), 1069-1078. [arriba]
  3. Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. (2008) Endometriosis. Washington, DC: [arriba]
  4. Stratton, P., & Berkley, K.J. (2011). Chronic pelvic pain and endometriosis: Translational evidence of the relationship and implications. Human Reproduction Update, 17(3), 327-346. [arriba]

Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM