Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cómo diagnostican los proveedores de cuidado de la salud la POI?

Los signos principales de POI son:

  • Ausencia de períodos menstruales o períodos irregulares durante 4 meses, por lo general después de haber tenido períodos regulares durante un tiempo
  • Niveles altos de la hormona foliculoestimulante (FSH por sus siglas en inglés)
  • Niveles bajos de estrógeno1,2,3

Si una mujer es menor de 40 años y comienza a tener períodos irregulares o deja de tener períodos durante 4 meses o más, el proveedor de cuidado de la salud podría tomar las siguientes medidas para diagnosticar el problema:

  • Hacer una prueba de embarazo. Esta prueba descartará la posibilidad de que un embarazo inesperado sea la causa de la ausencia de períodos.2
  • Hacer un examen físico. Durante el examen físico, el proveedor de cuidado de la salud busca posibles signos de otros trastornos. En algunos casos, la presencia de estos otros trastornos descartará la presencia de POI. Por el contrario, si los otros trastornos están asociados a la POI, como la enfermedad de Addison, el proveedor de cuidado de la salud sabrá que la paciente podría tener POI.2
  • Análisis de sangre. El proveedor de cuidado de la salud podrá tomarle una muestra de sangre y enviarla al laboratorio, donde un técnico le hará diversas pruebas, incluidas:
    • Prueba de hormona foliculoestimulante (FSH por sus siglas en inglés). La FSH envía la señal a los ovarios para que produzcan estrógeno, a veces llamado "hormona femenina" ya que las mujeres necesitan niveles altos de esta hormona para la fertilidad y la salud en general. Si los ovarios no funcionan de manera correcta, como en el caso de la POI, aumenta el nivel de FSH en la sangre. El proveedor de cuidado de la salud podría indicarle dos pruebas de FSH, con un período mínimo de un mes entre una y otra. Si el nivel de FSH en ambas pruebas fuera tan alto como el de las mujeres que han atravesado la menopausia, entonces es probable que tenga POI.2
    • Pruebade la hormona leutinizante (LH por sus siglas en inglés). La LH envía una señal al folículo maduro para que libere un óvulo. Las mujeres con POI tienen niveles altos de LH, evidencia adicional de que los folículos no están funcionando de manera normal.4
    • Prueba de estrógeno. En las mujeres con POI, los niveles de estrógeno suelen ser bajos, ya que los ovarios no están funcionando de manera adecuada en su rol de productores de estrógeno.4
    • Estudio delcariotipo. Esta prueba examina los 46 cromosomas para ver si existe alguna anomalía. El estudio del cariotipo podría revelar cambios genéticos en la estructura de los cromosomas que podrían estar asociados con la POI y otros problemas de salud.2,4
  • Hacer un ultrasonido pélvico. Para este estudio, el proveedor de cuidado de la salud utiliza un aparato de ondas sonoras (sonograma) para crear y ver imágenes de la parte interior de la zona pélvica de la mujer. Un sonograma puede mostrar si los ovarios están o no agrandados o si tienen múltiples folículos.2,5

El proveedor de cuidado de la salud también le hará preguntas sobre su historia clínica. El proveedor de cuidado de la salud podría preguntarle sobre:

  • Un familiar consanguíneo con POI o síntomas de POI
  • Un familiar consanguíneo con síndrome del X frágil o una discapacidad intelectual o del desarrollo no identificada.
  • Cirugía de ovarios
  • Tratamiento con quimioterapia o radioterapia
  • Enfermedad pélvica inflamatoria u otras infecciones de transmisión sexual
  • Un trastorno endócrino, como la diabetes2

Si no se hicieran pruebas para descartar la presencia de POI, algunos proveedores de cuidado de la salud podrían asumir que la ausencia de períodos menstruales se debe al estrés.2 Sin embargo, este enfoque es problemático ya que retrasará el diagnóstico. Es necesario realizar evaluaciones adicionales.2


  1. De Vos, M., Devroey, P., & Fauser, B. C. (2010). Primary ovarian insufficiency. Lancet, 376, 911-921. [arriba]
  2. Nelson, L. M. (2009). Primary ovarian insufficiency. New England Journal of Medicine, 360, 606–614. [arriba]
  3. Rebar, R. W. (2009). Premature ovarian failure. Obstetrics and Gynecology, 113(6), 1355–1363. [arriba]
  4. Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés). (2009). Premature ovarian failure. ACOG medical student teaching module [PowerPoint slides]. Obtenido el 3 de enero de 2012 de https://www.acog.org/Clinical-Guidance-and-Publications/Committee-Opinions/Committee-on-Adolescent-Health-Care/Primary-Ovarian-Insufficiency-in-Adolescents-and-Young-Women[arriba]
  5. Kodaman, P. H. (2010). Early menopause: Primary ovarian insufficiency and surgical menopause. Seminars in Reproductive Medicine, 28, 360–369. [arriba]


Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM