Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

Fibromas uterinos: Actividades de investigación y avances científicos

Avances y actividades del Instituto

A través de sus unidades organizacionales intramuros y extramuros, el NICHD apoya y realiza una amplia gama de proyectos de investigación sobre los fibromas uterinos. Abajo encontrará breves descripciones de estas investigaciones.

Causa genética de la infertilidad asociada con los fibromas uterinos

Los fibromas uterinos son tumores que crecen en las paredes del útero. Si bien pueden dificultar que la mujer quede embarazada o mantenga un embarazo, los científicos no entienden bien cómo los fibromas afectan exactamente la fertilidad. 

Un grupo de genes conocidos como complejo de esclerosis tuberosa (TSC por sus siglas en inglés) puede provocar el crecimiento de tumores no cancerosos (como los fibromas). Para determinar si los genes del TSC estaban involucrados en la infertilidad relacionada con los fibromas, científicos apoyados por el Departamento de Salud y Enfermedades Ginecológicas (GHDB por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés utilizaron un modelo del TSC en ratones. Compararon a ratones normales con ratones sin TSC y buscaron diferencias en los sistemas reproductivos. 

Los científicos descubrieron que el TSC estaba involucrado en varias partes de diferentes procesos reproductivos. Por ejemplo, en los ratones sin genes del TSC, muchos óvulos no maduraban adecuadamente. Los óvulos que maduraban correctamente podían fertilizarse, pero no podían salir de las trompas de Falopio y llegar al útero para implantarse. Los resultados de este estudio indican que cualquier interferencia en la función del TSC podría provocar infertilidad. (PMID: 22128018en el contenido de Inglés)

Impacto de los fibromas uterinos

Para evaluar el impacto de los fibromas en la salud y la calidad de vida de las mujeres, investigadores apoyados por el GHDB encuestaron a casi 1.000 mujeres de los Estados Unidos que informaron tener fibromas uterinos. En promedio, las mujeres informaron haber tenido fibromas entre 6 y 8 años. Muchas mujeres no buscaron tratamiento médico de inmediato; solo el 25% buscó tratamiento en el primer año de presentar síntomas. La mayoría de las mujeres informaron que trataron de controlar los síntomas ellas mismas, antes de buscar tratamiento. Sin embargo, la mayoría de las mujeres con fibromas informó tener síntomas que incluían dolor de espalda o dolor en las piernas, fatiga y dolor pélvico. Algunas mujeres también informaron que los fibromas interferían con sus actividades cotidianas y sociales y afectaban la relación con su familia. Casi un tercio de las mujeres con fibromas empleadas informó haber faltado al trabajo debido a los síntomas de los fibromas. Las mujeres expresaron un gran deseo de recibir tratamientos que no requirieran una histerectomía, ya sea que tuvieran intención de tener más hijos o no. (PMID: 23891629en el contenido de Inglés)

Tratamiento farmacológico potencial para los fibromas uterinos parece promisorio en las primeras pruebas clínicas

Los fibromas uterinos son los tumores no cancerosos más comunes en las mujeres en edad de procrear. Son masas formadas por células musculares y otros tejidos  que crecen dentro y alrededor de la pared uterina. Los fibromas pueden provocar dolor, sangrado y problemas reproductivos, incluida la infertilidad.

La cirugía continúa siendo la principal opción de tratamiento. Sin embargo, investigadores del NICHD han estado probando un nuevo tratamiento farmacológico potencial que puede tratar los fibromas sin cirugía. En un ensayo clínico aleatorizado de pequeña escala, científicos apoyados por el Departamento de Fertilidad e Infertilidad (FI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés administraron el medicamento a 42 mujeres que tenían fibromas. Observaron que, en las mujeres que recibieron el fármaco, los fibromas se redujeron de tamaño y tuvieron menos sangrado y una mejor calidad de vida. El medicamento se toleró bien.1,2

Este medicamento representa un nuevo enfoque para tratar los fibromas, en especial en mujeres que desean preservar su fertilidad. Su uso ya ha sido aprobado en Europa y se está preparando una solicitud de aprobación en los Estados Unidos. (PMID: 21330545en el contenido de Inglés)

Asociación de la raza y el método anticonceptivo posparto con la reducción natural del tamaño de los fibromas uterinos

Si bien algunas mujeres con fibromas pueden no tener síntomas, otras podrían tener infertilidad, sangrado y/o dolor. En muchas mujeres, los fibromas pueden desaparecer o reducirse durante el embarazo o el período postparto. Entender por qué los fibromas se reducen naturalmente durante el embarazo podría ayudar a los científicos a desarrollar nuevos tratamientos para mujeres con fibromas que no están embarazadas.

Para analizar los factores que podrían ayudar a que los fibromas se reduzcan durante el embarazo, investigadores apoyados por el Departamento de Embarazo y Perinatología (PPB por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés estudiaron a más de 200 mujeres con fibromas que quedaron embarazadas. Los científicos utilizaron ultrasonido para medir los fibromas durante las primeras etapas del embarazo y luego entre 3 y 6 meses después del parto. Los investigadores recopilaron información sobre el uso de antibióticos, el amamantamiento y el uso anticonceptivos posparto de las participantes, además de información demográfica y sobre la edad gestacional del recién nacido.

El estudio determinó que en el 72% de las mujeres, el tamaño de los fibromas se redujo entre las primeras etapas del embarazo y los períodos posparto. Esta regresión de los fibromas se observó menos en las mujeres negras no hispanas. Las participantes que en el período posparto usaron métodos anticonceptivos que solo contenían progestina tenían significativamente menos regresión de los fibromas que las que mujeres que usaban anticonceptivos que combinaban estrógeno y progestina o anticonceptivos no hormonales. Ni el método de parto (cesárea o parto vaginal) ni la edad gestacional del bebé se asociaron con la regresión de los fibromas. De modo similar, ninguno de los otros factores considerados en el estudio se asoció con cambios en el tamaño de los fibromas, incluidos la edad de la mujer, el índice de masa corporal, las características de los fibromas, el amamantamiento, el hábito de fumar o los antibióticos. (PMID: 21492823en el contenido de Inglés)

La vitamina D reduce el tamaño de los tumores fibroides en ratas

Investigadores apoyados a través del Departamento de Fertilidad e Infertilidad (FI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés determinaron que el tratamiento con vitamina D redujo el tamaño de los fibromas uterinos en ratas de laboratorio con predisposición a desarrollar estos tumores benignos. Es necesario realizar investigaciones adicionales para confirmar que la vitamina D sea un tratamiento potencial para las mujeres con fibromas uterinos.

Los investigadores probaron el tratamiento con vitamina D en una cepa de ratas con predisposición genética a desarrollar tumores fibroides. Tras examinar a los animales y confirmar la presencia de fibromas en 12 de ellos, los investigadores dividieron a las ratas en dos grupos de seis: uno que recibiría vitamina D y otro que no.

El primer grupo recibió una dosis continua de vitamina D durante tres semanas mediante pequeñas bombas implantadas bajo la piel. Luego, los investigadores examinaron a los animales de ambos grupos. En las ratas no tratadas, los fibromas crecieron; en las ratas que recibieron vitamina D, los tumores se redujeron de forma dramática. En promedio, los fibromas uterinos del grupos que recibió la vitamina D fueron un 75% más pequeños que los del grupo no tratado.
La cantidad de vitamina D que recibieron las ratas por día equivalía a una dosis humana de aproximadamente 1.400 unidades internacionales. La cantidad de vitamina D recomendada para adolescentes y adultos de 70 años o menos es de 600 unidades diarias, si bien hasta 4.000 unidades se consideran seguras para niños de más de 9 años, adultos y mujeres embarazadas o amamantando.

Los resultados de estos estudios presentan un nuevo camino promisorio en la búsqueda de tratamientos no quirúrgicos para los fibromas que no afecten la fertilidad. (PMID: 22302692en el contenido de Inglés) Acceda a más información sobre estas investigaciones apoyadas por el NICHD en el comunicado de prensa del Institutoen el contenido de Inglés.

Modelo de terapia génica para los fibromas uterinos en ratas

Investigadores apoyados por el Departamento de Fertilidad e Infertilidad (FI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés estudian nuevos tratamientos para los fibromas con la esperanza de encontrar una opción que brinde alivio a largo plazo sin comprometer la fertilidad. Una posibilidad es un tipo de terapia génica que afecta a los receptores de estrógeno. Un estudio reciente apoyado por el NICHD examinó la seguridad y la eficacia de esta terapia génica en ratas con fibromas uterinos. Los investigadores asignaron al azar a las ratas a un grupo que recibiría terapia génica para los fibromas, a un grupo que recibía otra terapia génica no relacionada con los fibromas y a un grupo que no recibía ningún tratamiento. Los resultados revelaron que la terapia génica para los fibromas logró reducir el tamaño de los fibromas en un 45% al día 8 después del tratamiento y en un 80% al día 15. Los efectos del tratamiento continuaron siendo significativos al día 30, con una reducción del 77% en el tamaño de los fibromas en comparación con el tamaño antes del tratamiento. Por el contrario, el tamaño de los fibromas de las ratas en los dos grupos de control se duplicó en el transcurso de 30 días.

El tratamiento con terapia génica no solo era efectivo sino también seguro. Las pruebas revelaron que los tejidos uterinos que rodeaban los fibromas no sufrieron daños y tampoco se observaron cambios en la función hepática que pudieran sugerir toxicidad. En la mayoría de los casos, la terapia génica no pareció extenderse más allá del útero, si bien en algunas de las ratas tratadas se observaron pequeños rastros en el hígado. Este estudio brinda datos preclínicos para apoyar el desarrollo de la terapia génica como alternativa a los tratamientos hormonales y quirúrgicos para los fibromas uterinos. (PMID: 19144333en el contenido de Inglés)

Un estudio relaciona la baja ingesta de productos lácteos con los leiomiomas uterinos

Investigadores financiados por el Departamento de Fertilidad e Infertilidad (FI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés  están estudiando el rol que podría tener la dieta en la alta incidencia de fibromas en las mujeres afroamericanas. Estudios anteriores mostraron que los factores de riesgo establecidos de los fibromas no explican por completo por qué las mujeres afroamericanas son más propensas a desarrollar fibromas a edades más jóvenes, con síntomas más graves y fibromas de mayor tamaño que las mujeres de otros grupos poblacionales. A partir de datos del Estudio de la Salud de las Mujeres Negras, un estudio prospectivo de gran alcance en el que participaron 59.000 mujeres afroamericanas de los Estados Unidos, los investigadores compararon la ingesta de productos lácteos con el riesgo de desarrollar fibromas. Luego de 10 años de seguimiento, en los cuales se reportaron 5.871 nuevos casos de fibromas, se asoció el alto consumo de productos lácteos con un menor riesgo de desarrollar fibromas. El riesgo de desarrollar fibromas en las mujeres que consumían cuatro o más porciones diarias de productos lácteos era un 30% más bajo que en las mujeres que consumían menos de una porción por día.

Este es el primer estudio que establece una asociación positiva entre el alto consumo de productos lácteos y el menor riesgo de desarrollar fibromas uterinos. Los resultados podrían explicar por qué los fibromas son más comunes en las mujeres afroamericanas, que consumen menos productos lácteos que las mujeres blancas, y sugieren que modificar la dieta para incluir más productos lácteos podría ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar fibromas uterinos. (PMID: 19955473en el contenido de Inglés)

Los fibromas uterinos, la matriz extracelular (ECM por sus siglas en inglés) y la señalización celular

Investigadores del NICHD dentro de la Unidad de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad (UREI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés,  de la División de Investigación Intramuros (DIR por sus siglas en inglés) en el Programa en Endocrinología Adulta y Reproductiva (PRAE), determinaron que una característica prominente de los fibromas uterinos es que las células dentro de los tumores producen una ECM desordenada y excesiva. La ECM es un marco estructural complejo que rodea y apoya las células del organismo.3,4,5,6

Investigaciones anteriores de la UREI examinaron las características de las células de los fibromas que podrían provocar una producción de ECM excesiva y fibrótica. Su trabajo descubrió que la señalización mecánica—un método de comunicación y activación celular—estaba alterada en las células dentro del fibroma.7,8

Para más información sobre las investigaciones más recientes de la Unidad, visite https://annualreport.nichd.nih.gov/2012/urei.htmlen el contenido de Inglés.

Tratamientos no quirúrgicos para los fibromas

Más recientemente, investigadores de la Unidad de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad (UREI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés examinaron con más detalle la relación entre la señalización mecánica a las células de los fibromas y realizaron un ensayo clínico colaborativo sobre el uso del ultrasonido de alta frecuencia (HIFU por sus siglas en inglés) guiado por MRI para el tratamiento no quirúrgico de los fibromas uterinos. Los resultados de este estudio piloto confirmaron que la plataforma HIFU es un método de alta precisión para apuntar a los fibromas uterinos. (PMID: 22626269en el contenido de Inglés)

Investigadores del PRAE también estudiaron los efectos del medicamento liarozol en los genes responsables de la fibrosis, la principal causa de los síntomas de los fibromas. El liarozol es efectivo para tratar la ictiosis y la psoriasis, dos enfermedades cutáneas, ya que bloquea un camino metabólico específico que se sabe afecta el crecimiento y la diferenciación celular. Estudios anteriores demostraron que los fibromas pueden ser particularmente sensibles a los tratamientos como el liarozol. Los científicos descubrieron que el tratamiento de las células de los fibromas con liarozol disminuía la función de importante genes de la fibrosis. Cuando se administró en concentraciones farmacológicas, el liarozol disminuyó la capacidad de las células de los fibromas de multiplicarse y disminuyó los genes que participan en la creación de la fibrosis que provoca síntomas. Estos resultados brindan evidencia de que el liarozol o compuestos similares podrían ser terapias efectivas para las mujeres con fibromas. (PMID: 22925684en el contenido de Inglés)

Los fibromas en un contexto más amplio

El Departamento de Bioestadística y Bioinformáticaen el contenido de Inglés, dentro de la División de Investigación Intramuros sobre la Salud de la Población (DIPHR por sus siglas en inglés), examina los fibromas dentro del contexto más amplio del funcionamiento del ciclo menstrual a través del Proyecto de Elaboración de un Modelo de la Función del Ciclo Menstrualen el contenido de Inglés.

Los investigadores de este proyecto están desarrollando modelos estadísticos para explicar adecuadamente las complejidades de la biología del ciclo menstrual. Con estos modelos, son capaces de estudiar las asociaciones entre los niveles hormonales, las características del ciclo y varios resultados reproductivos como la fertilidad, el aborto espontáneo, los fibromas uterinos y las enfermedades cardiovasculares.

Investigadores de la  Unidad de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad (UREI por sus siglas en inglés)en el contenido de Inglés colaboran para crear un Banco de Tejidos de Fibromas Uterinosen el contenido de Inglés.

Otros avances y actividades

Para alcanzar sus objetivos de investigación sobre los fibromas uterinos, el NICHD apoya diversas actividades adicionales. Algunas de estas actividades se gestionan a través de las unidades mencionadas arriba; otras son parte de iniciativas que abarcan a todos los NIH o iniciativas colaborativas en las que participa el NICHD. Algunas de estas actividades se mencionan abajo:

  • El NICHD es uno de varios institutos de los NIH y agencias del HHS que apoyan las reuniones del Congreso Internacional sobre Fibromas Uterinos. La conferencia reúne a investigadores que trabajan en los campos de medicina, epidemiología, investigación básica y terapéutica para intercambiar información científica sobre los fibromas. Los temas incluyen opciones de tratamiento, epidemiología, mecanismos de desarrollo y crecimiento de los fibromas, influencias del entorno, terapias hormonales y características genéticas. Seleccione uno de los enlaces que figuran abajo para acceder a información sobre cada reunión.
  • El NICHD también  celebró una conferencia sobre la clasificació​n de los fibromas uteirnos en el año 2007 en el contenido de Inglés. Puede acceder a un resumen de esta conferencia en http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0015028210024635en el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo.
  • El Recurso Base de Datos sobre el Endometrio (EDR por sus siglas en inglés), apoyado a través del Departamento de Fertilidad e Infertilidad (FI por su siglas en inglés), busca ser un recurso bioinformático en evolución de genes asociados con el útero. Puede acceder a más información sobre el EDR en https://obgyn.ucsf.edu/center-reproductive-sciences-0en el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo.

  1. Nieman, L. N., Blocker, W., Nansel, T., Mahoney, S., Reynolds, J., Blithe, D., et al. (2011). Efficacy and tolerability of CDB-2914 treatment for symptomatic uterine fibroids: A randomized, double-blind, placebo-controlled, Phase IIb study. Fertility and Sterility, 95(2), 767-772. Obtenido el 20 de junio de 2013 de https://www.fertstert.org/article/S0015-0282(10)02671-3/abstracten el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]
  2. Levens, E. D., Potlog-Nahari, C., Armstrong, A. Y., Wesley, R., Premkumar, A., Blithe, D. L., et al. (2008). CDB-2914 for uterine leiomyomata treatment: A randomized controlled trial. Obstetrics and Gynecology, 111(5), 1129-1136. Obtenido el 20 de junio de 2013 de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2742990/en el contenido de Inglés[arriba]
  3. Catherino, W. H., Leppert, P. C., Stenmark, M. H., Payson, M., Potlog-Nahari, C., Nieman, L. K., et al. (2004). Reduced dermatopontin expression is a molecular link between uterine leiomyomas and keloids. Genes, Chromosomes & Cancer, 40, 204–217. Obtenido el 8 de diciembre de 2011 de http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/gcc.20035/abstracten el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]
  4. Leppert, P. C., Baginski, T., Prupas, C., Catherino, W. H., Pletcher, S., & Segars, J. H. (2004). Comparative ultrastructure of collagen fibrils in uterine leiomyomas and normal myometrium. Fertility and Sterility, 82, 1182–1187. Obtenido el 8 de diciembre de 2011 de https://www.fertstert.org/article/S0015-0282(04)01135-5/abstract?code=fns-siteen el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]
  5. Leppert, P. C., Catherino, W. H., & Segars, J. H. (2006). A new hypothesis about the origin of uterine fibroids based on gene expression profiling with microarrays. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 195, 415–420. Obtenido el 8 de diciembre de 2011 de http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0002937806000068en el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]
  6. Norian, J. M., Malik, M., Parker, C. Y., Joseph, D., Leppert, P. C., Segars, J. H., et al. (2009). Transforming growth factor beta3 regulates the versican variants in the extracellular matrix-rich uterine leiomyomas. Reproductive Sciences, 16, 1153–1164. Obtenido el 8 de diciembre de 2011 de rsx.sagepub.com/content/16/12/1153.longen el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]
  7. Rogers, R., Norian, J., Malik, M., Christman, G., Abu-Asab, M., Chen, F., et al. (2008). Mechanical homeostasis is altered in uterine leiomyoma. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 198, 474.e1–11. Obtenido el 8 de diciembre de 2011 de http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0002937807022399en el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]
  8. Norian, J. M., Owen, C. M., Taboas, J., Korecki, C., Tuan, R., Malik, M., et al. (2012). Characterization of tissue biomechanics and mechanical signaling in uterine leiomyoma. Matrix Biology, 31, 57–65. Obtenido el 8 de diciembre de 2011 de  http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0945053X11000898en el contenido de InglésPolíticas del Sitio Web externo[arriba]

Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM