Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

Vasectomía: Otras preguntas frecuentes

En la sección Información sobre el procedimiento encontrará información básica sobre temas como "¿Qué es?" y "¿Cuántas personas se la realizan?" Además, en esta sección se responde a preguntas frecuentes específicas sobre un tema determinado.

¿Hay relación entre la vasectomía y el cáncer?

Las investigaciones muestran que la vasectomía no aumenta el riesgo del hombre de desarrollar cáncer. Algunos estudios realizados en la década de 1990 determinaron que los hombres sometidos a una vasectomía tenían tasas más altas de cáncer de próstata. Sin embargo, estudios más recientes demostraron de manera concluyente que no hay relación entre la vasectomía y el cáncer de próstata. De hecho, los hombres con vasectomía no son más propensos a tener cáncer de próstata que los que no se someten al procedimiento.1 La vasectomía tampoco aumenta el riesgo de un hombre de tener cáncer de testículo.2

¿Tener una vasectomía modifica el riesgo frente a las enfermedades de transmisión sexual?

La vasectomía no protege de contraer o transmitir ninguna enfermedad de transmisión sexual (STD por sus siglas en inglés), incluido el VIH. Para protegerse de las STD se debe continuar utilizando condones u otro método de barrera.

¿Puede revertirse la vasectomía?

Casi todas las vasectomías son reversibles. Para revertirla, se vuelven a unir quirúrgicamente los extremos cortados de los conductos deferentes. También se puede conectar quirúrgicamente un extremo de los conductos deferentes a la parte del testículo donde se almacena el esperma maduro.3

La revocación de la vasectomía suele realizarse en un centro de cirugía ambulatoria o en el área de atención ambulatoria de un hospital. El cirujano puede usar anestesia general.3

Para revertir la vasectomía, el cirujano hace un pequeño corte en los costados del escroto para encontrar los extremos cerrados de los conductos deferentes. Luego se obtiene una muestra de fluido del extremo más cercano al testículo para detectar la presencia de esperma. Si se encuentra esperma en el fluido, se pueden volver a unir los dos extremos de los conductos deferentes.3

Muchos médicos realizan este procedimiento mediante un enfoque microquirúrgico. En este caso, se utiliza un microscopio de alto rendimiento para ver mejor los extremos de los conductos deferentes. Esto permite al cirujano dar puntos más pequeños—tan pequeños como una pestaña—lo que reduce las cicatrices. La microcirugía permite el retorno del esperma al semen en entre el 75% y el 99% de los casos.3

Si no se encuentra esperma en el fluido, significa que hay una obstrucción en el epidídimo o en los conductos deferentes. Para solucionar este problema, el cirujano une la parte superior de los conductos deferentes al epidídimo en un lugar que evita la obstrucción. Este es un procedimiento más complicado pero con una tasa de éxito casi tan alta como la revocación estándar.3

La recuperación de una revocación suele llevar de 1 a 3 semanas. Al igual que con la vasectomía, es posible que se presenten complicaciones luego de la cirugía. La mayoría de los hombres sometidos a una revocación de la vasectomía informa tener las mismas o menos molestias durante la recuperación que las que tuvo tras la vasectomía.4

El esperma comienza a aparecer en el semen aproximadamente 3 meses después de la cirugía. Sin embargo, si el cirujano tuvo que realizar un desvío para evitar una obstrucción, el esperma puede tardar hasta 15 meses en reaparecer.3

En promedio, lleva 1 año lograr un embarazo luego de revertir una vasectomía.3 Sin embargo, revertir con éxito una vasectomía (el regreso del esperma al semen) no garantiza un embarazo. La probabilidad de restaurar la fertilidad y lograr un embarazo es más alta cuando el procedimiento se revierte poco tiempo después de realizado. La probabilidad de recuperar la fertilidad y lograr un embarazo disminuye a medida que pasa el tiempo entre la realización de la vasectomía y su revocación.


  1. Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD por sus siglas en inglés) (2006). New study finds vasectomy does not increase prostate cancer risk. Obtenido el 24 de mayo de 2012 de http://www.nichd.nih.gov/news/releases/pages/vasectomy.aspx en el contenido de Inglés [arriba]
  2. Dassow, P., & Bennett, J. M. (2006). Vasectomy: An update. American Family Physician, 74, 2069-2074. [arriba]
  3. Fundación de la Asociación Americana de Urología (AUA por sus siglas en inglés) (2011). Vasectomy reversal. Obtenido el 23 de mayo de 2012 de http://www.urologyhealth.org/urology/index.cfm?article=54 en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo [arriba]
  4. Fundación de la Asociación Americana de Urología (AUA por sus siglas en inglés) (2011). Vasectomy reversal. Obtenido el lunes, 25 de junio de 2012 de http://www.urologyhealth.org/urology/index.cfm?article=54 en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo [arriba]

Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM